El incalculable destino

Quizás la mayor parte de las personas cree que el destino se forja con sus acciones y que existe libre albedrio en estas acciones. Otros como Laplace, pensaban que el Universo estaba determinado, que descubriendo como era el universo en su estado inicial y que leyes rigen el universo seriamos capaces de descubrir lo que sucedería en el futuro. 

Stephen Hawking lo describe de la siguiente forma:

Del libro “Brevísima Historia del Tiempo”

Laplace creía en la existencia de un conjunto de leyes científicas que nos permitirían, al menos en principio, predecir todo lo que ocurriría en el universo. La «única» información que necesitarían estas leyes sería el estado completo del universo en un momento dado. Esto se denomina una «condición inicial» o «condición de frontera». (Una frontera puede referirse a una frontera en el espacio o en el tiempo; una condición de frontera en el espacio es el estado del universo en su borde exterior, si es que lo tiene.) Basándose en un conjunto completo de leyes y en las condiciones iniciales y de fronteras apropiadas, Laplace creía que deberíamos poder calcular el estado completo del universo en cualquier otro instante.

Y ademas

Si Laplace estuviera en lo cierto, entonces, dado el estado del universo en el presente, estas leyes nos podrían decir su estado tanto en el futuro como en el pasado. Por ejemplo, dadas las posiciones y velocidades del sol y los planetas, podemos utilizar las leyes de Newton para calcular el estado del sistema solar en cualquier instante anterior o posterior. El determinismo parece bastante obvio en el caso de los planetas; al fin y al cabo, los astrónomos hacen predicciones muy precisas de acontecimientos como los eclipses.

Pero Laplace fue más allá, y supuso que había leyes semejantes que gobernaban todo lo demás, incluido el comportamiento humano.

Lo importante aqui es que, aunque el universo fuese regido por un determinismo fuerte, esto es irrelevante y es probable que siempre lo sea por diferentes razones, como que el ser humano nunca llegue a conocer todas las leyes que rigen el universo o bien conoscamos todas las leyes del universo pero jamas lleguemos a tener la capacidad de procesarlas.

Existen multiples teorias sobre el origen del universo, la mas aceptada por la comunidad cientifica es el Big Bang, que propone que el universo se inicia con una singularidad infinitamente pequeña y densa. Y entendamos por infinitamente pequeña como escala cuantica e ignoraremos el azar de la mecanica cuantica ya que va en contra del determinismo de este articulo. Esto es interesante, ya que allí en lo infinitamente pequeño donde todo lo que habiamos descubierto sobre fisica no funciona. Tendriamos entonces algoritmos para escalas cuanticas y algoritmos para escalas mayores, la cosa se nos complica.

Richard Feynman creía que era imposible realizar simulaciones de sistemas cuanticos en sistemas tradicionales, se debía crear una “Computadora Cuantica” para poder realizar ese tipo de simulaciones, termino que en ese momento solo fue un concepto, hoy se esta volviendo realidad. Si somos optimista al menos necesitamos un Cuanto para simular un Cuanto, con esto podriamos simular un universo a escala muchisimo menor que el nuestro y esas condiciones no serìan suficientes para calcular el futuro. A simple vista simular un universo igual al nuestro pareciera ser matematicamente imposible dentro de nuestro universo.

Una opinión en “El incalculable destino

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *